Una visión de género de las elecciones en Venezuela

15 octubre, 2012 | Autor

Por: Natasha Morales

En los últimos días han sido muchos los artículos que se han escrito para comprender el resultado de las elecciones nacionales del 7 de Octubre en Venezuela. Si uno pone en google “por qué ganó Chávez?” aparecen un sinnúmero de revistas y periódicos nacionales e internacionales con distintas visiones fundamentalmente políticas, económicas y sociales. Sin embargo, existe también factores demográficos que favorecieron la reelección de Chávez, y tiene que ver con los cambios que se dieron en la población en los últimos 10 años que, paralelamente han coincidido con un conjunto de políticas estatales que habrían favorecido esta elección.

 A la luz de los resultados del CENSO 2011 se evidencian cambios demográficos importantes en la población venezolana con importantes repercusiones en materia de equidad de género. En la estructura de la población se observa una fuerte tendencia a la restructuración de las familias. Durante los últimos 10 años ha disminuido sustantivamente el porcentaje de la población casada y al mismo tiempo ha aumentado el porcentaje de la población “unida”. Siendo esta última superior a la población casada, 27,9 por ciento versus 25,6 por ciento respectivamente. Al mismo tiempo, ha aumentado la población soltera en 6 puntos porcentuales. Esto viene acompañado con que en la población venezolana se da un mayor número de nacimientos cuando las mujeres están, en primer lugar, en situación de “unidas”, en segundo lugar en situación de “solteras” y por último en situación de “casadas”. Las familias donde los varones son jefes de hogar son en su mayoría hogares bi-parentales, en contraste, el mayor número de hogares con jefatura femenina son monoparentales. Es decir, cuando el jefe de hogar es un hombre cuenta con el apoyo de su pareja para mantener a su familia, ya sea generando ingresos adicionales o bien, realizando labores del hogar. En cambio, cuando la mujer es jefa de hogar se encuentra sola y debe mantener a su familia con todas las dificultades que esto implica; generar ingresos, cuidar a los hijos, ocuparse de las labores del hogar, etc, etc. Las mujeres hoy en día tienen una mayor presión y carga económica para mantener a su familia.

En este contexto de cambios demográficos, ha surgido una respuesta estatal de políticas dirigidas especialmente a las mujeres amas de casa y madres solteras, que no solamente consistieron en transferencias monetarias y en subsidios del mercado de alimentos, sino también en un discurso, que como ellas mismas lo dicen dignificador “¡el comandante Chávez nos ha dignificado!”. A qué se refiere esto de la dignificación de las mujeres?,  básicamente, a que Chávez se convierte en un especie de esposo ficticio que les da la “pensión” que por derecho ellas deberían recibir del padre de sus hijos y la dignificación tiene que ver con la no humillación por el que muchas mujeres pasan para recibir, muchas veces, una miseria de pensión. En este sentido, Chávez habría cubierto o encubierto a muchos padres irresponsables que procrean y no se hacen cargo de su familias. Obviamente, esto es solamente una parte de la historia.

La autora es economista Boliviana radicada en Venezuela. Trabaja como consultora independiente en temas de niñez, juventud, género, etnicidad y derechos humanos. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s