RECOMIENDAN SUBIR PRODUCTIVIDAD CON INTEGRACION PLENA DE LA MUJER

La economía global incrementaría la productividad entre un 4 y un 25% si las mujeres pudieran tener similares oportunidades laborales que los hombres, no padecieran altas tasas de mortalidad en infancia y maternidad, y tuvieran plena escolarización, indicó hoy un informe del Banco Mundial. Los datos fueron divulgados desde Washington por Sergio Jellinek, Ana Revenga y Carolina Sánchez en una teleconferencia de la que participó Télam y medios internacionales de prensa de Brasil, Bolivia, Chile y Paraguay. El estudio establece que la igualdad de género “también tiene sentido desde el punto de vista económico” ya que “puede incrementar la productividad”. Aunque la esperanza de vida es desde 1980 mayor en las mujeres que en los hombres, son ellas las que tienen más probabilidades de morir que ellos en países de ingreso bajo y medio respecto de los ricos, afirma el informe. “Se calcula que cada año mueren 3,9 millones de niñas y mujeres menores de 60 años, que no hubieran muerto si vivieran en países ricos”. El ítem es más representativo en Africa subsahariana, especialmente en la infancia, los años reproductivos y los países más afectados por la epidemia de virus de inmunodeficiencia humana (VIH-SIDA). El Banco Mundial afirmó que “el financiamiento debería orientarse a que los países más pobres reduzcan el exceso de mortalidad de niñas y mujeres -mediante inversiones en agua potable, saneamiento y servicios de salud materna-, y las disparidades de género en la educación”. La fuerza laboral a nivel global incorporó en los últimos 30 años unos 500 millones de mujeres -70 millones de ellas, latinoamericanas-, sobreexpuestas al empleo informal y con salarios diferenciales respecto a sus compañeros varones, que en la Argentina supone una brecha de ingreso del 12%. Acerca de una consulta de Télam respecto de la disponibilidad de jardines maternales de empresa, Sánchez respondió que la “evidencia de la Argentina y otros países muestra que tiene efecto sobre la madre trabajadora pero también en su capacidad de buscar un tipo de trabajo formal y mejor remunerado”. Este hecho produce una “transferencia de empleo desde el sector informal y tiene efectos sobre los niños que, si no, quedan en casa solos o al cuidado de hermanos u otros parientes”, quienes, de no tener esa tarea, “pueden volver a la escuela o acceder a otros empleos”, sostuvo Sánchez. Respecto de indicadores que potencian las desventajas, como el que suma pobreza a etnia, el informe indicó que “las dos terceras parte de las niñas indígenas no van a la escuela”. “El 40% de las mujeres en América Latina no tienen voz en la economía doméstica y muchas padecen violencia de género”, afirmó Revenga. De modificarse las condiciones, “el producto agrícola mundial crecería hasta un 4% si las mujeres tuvieran acceso, a través de crédito, a semillas y fertilizantes”, ejemplificaron los especialistas. En América Latina, “la calidad laboral continúa siendo preocupante, con más de la mitad de las mujeres trabajando en el sector informal y agricultores hombres representando entre un 70 y un 90% de los dueños formales de la tierra”, dice el estudio.

Si las mujeres no fueran segregadas en la obtención de empleos, podría incrementarse la productividad entre un 4 y un 25%, dependiendo de los países, enfatiza el informe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s