Orientación sexual será censada

Opinión.com.bo. 10.08.2011. Versión digital. En el próximo censo de población y vivienda, Bolivia tendrá la oportunidad de acercarse a develar la opción sexual real de sus habitantes: se incluirá una pregunta sobre si la persona es homosexual, lesbiana, bisexual, transexual o heterosexual. Hasta ahora la opción sexual es prácticamente un tema tabú y socialmente asumido como si correspondiera a sólo un pequeño o insignificante segmento de la población. El viceministro de Justicia, Nelson Cox, reveló a OPINIÓN esa decisión ya adoptada a nivel estatal. El próximo censo de población y vivienda está previsto, tentativamente, para abril del próximo año (2012). “El esfuerzo del Estado es propicio para trabajar de tal manera que esta población, también sea consultada en la boleta censal del año 2012 para que podamos tener estos datos”, dijo Cox.
Explicó que los indicadores son importantes, porque actualmente esta población queda en la sombra, en el anonimato y, por ejemplo, cuando se rescatan datos sobre violencia “que son alarmantes en el caso de mujeres, pocas veces se reportan datos de flagelaciones, asesinatos, torturas y lesiones que sufre este colectivo humano”. Agregó que la información estadística también permitirá atender, de mejor manera, las necesidades y derechos de este sector de la población. El Viceministro dijo que aún no se cuenta con información aproximada sobre el número de personas que ha optado por una sexualidad distinta. “Cuando se festeja el día de sus derechos, vemos poblaciones que no son numerosas, pero no quiere decir que son pocos”, dijo. “Queremos ser responsables y por eso trabajamos para que un indicador en la boleta censal incluya la identidad de la persona incluida la opción sexual para que puedan dar su identificación como colectivo LGTB”, añadió. Afirmó que la actual administración del Estado mantiene un diálogo sincero con todos los colectivos humanos, especialmente los que sufren discriminación, lo que ha permitido contar con un Plan Nacional de Derechos Humanos, trabajado con esos sectores de la población, y que recoge las políticas públicas a cumplir en un quinquenio.

Ese plan fue elaborado el año 2008 y empezó a ejecutarse el año 2009 cuando se aprobó un decreto que declara día de las personas con orientación sexual diversa y de género lo que ha permitido que el tema se posicione en el Estado para reducir la discriminación. En se marco inscribió el hecho de haber trabajado el año 2010 la ley contra el racismo y toda forma de discriminación, que favorece, entre otras, a personas de la comunidad GLBT (gays, lesbianas, transexuales y bisexuales), la que además participa en la Comisión Nacional contra la Discriminación Racial conformado hace un mes en la ciudad de Sucre. El Viceministro admitió sin embargo que la normativa vigente no es suficiente, ya que en los debates se ha revelado que no solamente la ley puede ser garante de la protección de las posibles vulneraciones que sufre esta población. “También deben incorporarse cambios en las estructuras mentales. Las personas tienen una cultura absolutamente discriminatoria, se han denunciado situaciones en las cuales hasta en los colegios han despedido alumnos solamente por haber revelado su identidad de género”. Agregó que por ello, se ha visto necesaria la incorporación en la currícula educativa de un plan de educación integral que pueda incorporar esta lucha contra la homofobia, transfobia, lesbifobia y bifobia, todas, formas de discriminación. Anunció que actualmente se trabaja en la elaboración de un decreto supremo por el cual se declare en Bolivia, un día específico contra “este tipo de flagelos que sufre esta población”. El viceministro Cox informó que este año también se tiene que abordar discusiones para elaborar un anteproyecto de ley  que sea absolutamente integral en lo que concierne a su derecho a identidad, a género y también la permisibilidad legal para que estas personas puedan tener una paternidad o maternidad en el marco de adopciones u otro tipo de institutos legales que la normativa establece”· Son avances graduales. No se puede abarcar acciones de impacto y de mayor connotación porque en el marco integral de acción de derechos humanos hay diversos colectivos, agregó.
Matrimonio entre un mismo sexo 

A la cabeza del Ministerio de Justicia ya se trabaja en el país un proyecto de ley que permita la unión entre personas del mismo sexo (hombre-hombre, mujer-mujer).  Ésta es una de las acciones determinadas en el  Plan Nacional de Acción de Derechos Humanos que debe implementarse en el quinquenio 2009-2013. El Plan señala que el problema que se quiere atender es el de las parejas integradas por personas del mismo sexo que no son reconocidas legalmente en el derecho sucesorio ni gozan de los beneficios personales o matrimoniales que las instituciones jurídicas del matrimonio o la unión libre de hecho establecen. Entre las acciones a tomar se menciona “elaborar el anteproyecto de una ley de unión conyugal que tenga por objetivo regular y reconocer los derechos de las personas con diferente orientación sexual y/o identidad de género, asegurando de esta manera la sucesión de patrimonio, relaciones personales y otros aspectos. El resultado que se quiere alcanzar con esa acción es que las parejas GLBT gocen del derecho a la unión conyugal y de los derechos patrimoniales como las parejas heterosexuales.
María Galindo: “no hay una institución ni familia sin maricones o lesbianas”

Desde las Fuerzas Armadas hasta las organizaciones de invidentes tienen en sus filas maricones o lesbianas y tampoco hay familia en Bolivia donde no haya personas de diferente opción sexual, afirma la psicóloga y activista por los derechos de este sector de la sociedad, María Galindo. Recuerda que comenzó su activismo feminista hace 20 años. Ahora se declara abiertamente lesbiana y desde que inició Radio Deseo, en La Paz, ha incorporado en esta sociedad voces diferentes donde se habla con apertura total de las distintas opciones sexuales, de homosexualidad, lesbianismo, travestismo y bisexualidad. Uno de los programas semanales de la radio se llama “soy marica y qué”.
“No hay una institución en la sociedad boliviana, empezando en los militares y terminando en los invidentes donde no haya maricones y lesbianas y no hay familia en la sociedad boliviana donde no hayamos maricones y lesbianas. Así que somos tus vecinos, tus hermanas, tus primas, tus amores, estamos en todas partes”, afirma María Galindo. Califica al proceso constituyente que vivió el país los años 2008 y 2009, como “frustrante” en muchos campos, especialmente en el de las mujeres y en el de la “mariconería”. “Algunos compañeros lograron introducir que el matrimonio era una relación entre dos personas. Así quedó en el proyecto final. Lamentablemente, la presidenta de la Asamblea Constituyente era una compañera que viene de una iglesia cristiana fundamentalista, viene del movimiento indígena campesino que ha sido penetrado por el cristianismo fundamentalista y ella, sin ninguna consulta, borró lo definido y salió en la nueva Constitución que el matrimonio es la unión entre dos personas, hombre y mujer”. Galindo dice que ese hecho da un parámetro de que existe una homofobia de terror institucionalizada. Señaló que la segunda frustración fue la promulgación de la ley contra el racismo donde participó para decir que el machismo es tan grave como el racismo y la homofobia tan grave como el racismo. “Sin embargo, de alguna manera se ha querido crear sólo una pantalla contra el racismo porque esa ley no es efectiva, hay una burocracia que la inviabiliza”. Afirma que quienes tienen poder de decisión en el actual proceso político han visto el machismo y la homofobia como fenómenos no tan graves, aceptables y de menor importancia. Señaló que cuando se habla de usos y costumbres y de la jurisdicción indígena campesina de la justicia no se ha hecho nada para aceptar que en las comunidades rurales existe una homofobia institucionalizada. “Por ejemplo, para las mujeres el matrimonio no es una elección sino una obligación que la determina el padre. Por lo tanto, hay una coerción al matrimonio temprano, heterosexual”. Denuncia que por ser maricón o lesbiana las personas son despedidas del trabajo o simplemente no lo consiguen, no se consigue vivienda en alquiler y en instituciones educativas superiores como la Universidad Católica, se han producido expulsiones de estudiantes acusadas de lesbianismo, según las denuncias que recibe en su organización “Mujeres Creando” y en “La Casa de los Deseos”. Galindo dice que persiste la criminalización de la opción sexual diferente, ya que aún en el Código Penal, cuando se es madre lesbiana, la tenencia de los niños el padre la puede poner en cuestión porque la madre es lesbiana. Afirma que las Defensorías de la Niñez y la Adolescencia que dirimen el tema de la tenencia de hijos, son instancias conservadoras y machistas. También denuncia que conoce de casos de homosexuales que son usados por ONGs como trabajadores sociales baratos para la prevención del VIH, “cuando el VIH es un problema de una sexualidad heterosexual, fálica y violenta. NO es un problema de ser gay para ser vulnerable o en riesgo”.

Explicó que en varias oportunidades se ha invitado a la Ministra de Salud para hablar del tema, pero sin resultado “porque ése es un problema sin importancia para el proceso de cambio boliviano. Que la población de maricones y lesbianas que somos una minoría tan irrisoria que no significamos nada. Y lo dijo el Vicepresidente en un programa de televisión: que quizás tolerancia, pero dentro de muchos años, ahora no nos interesa”. “No están comprendiendo que la homosexualidad es una condición humana fundamental para entender toda la sociedad humana”. Según María Galindo, no ve ningún derecho de este grupo social reconocido en la Constitución, donde además, afirma, “hay una carga importante de derechos humanos que son retóricos. Eso es Bolivia, hay un reconocimiento retórico, escrito, bonito que son puro papeles”.
Reivindican el término maricón por el de “gay”

Un sector de la comunidad homosexual ha decidido reivindicar el término “maricón” en sustitución del anglosajón “gay” para denominar a este sector de la población. Édgar Soliz, uno de los conductores del programa “Soy marica y qué”, que se difunde por radio Deseo de La Paz, reveló que existen divergencias. “El programa difunde una ideología. No usamos la palabra gay, y usamos la palabra maricón. Estamos en contra de la palabra gay porque adopta y reproduce roles anglosajones. El hecho de que el gay tenga que ser el hombre alto, rubio, fornido, con ropa de marca, bien vestido. Nosotros usamos la palabra maricón porque queremos reivindicar esa palabra, limpiar lo peyorativo que tiene y que se use como un nuevo vocablo para que se nos identifique como maricones”, explicó. Explicó que en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz existen, en promedio, cinco organizaciones de homosexuales, en cada ciudad, pero construidas alrededor de Organizaciones No Gubernamentales que imponen criterios y línea. “Todas las organizaciones que surgen están agrupadas en función de una ONG. Reciben dinero del exterior lo que de alguna manera coarta sus lineamientos o la ideología que tienen. Deben responder por ese dinero y reproducir los parámetros que les colocan. Esas ONG tocan temas de VIH Sida, derechos humanos y dejan de lado otros temas importantes para nuestra comunidad”, señaló.
Agregó que todas esas organizaciones conforman la Federación Nacional de Comunidades GLBT. “Pienso que cada ONG va por su lado. Existen discrepancias entre grupos que se disputan cierto tipo de poder o las entidades financieras”.
Roberto Condori, también conductor del programa radial, dijo que persiste la discriminación  y que la Policía extorsiona a los homosexuales, sobre todo si son jóvenes, porque éstos aún no conocen sus derechos.
Señaló que para esta población es difícil desarrollarse en la sociedad, al extremo que resulta difícil confesar en la propia familia la homosexualidad. “La sociedad te pone ciertas barreras donde no puedes acceder a ciertas libertades. Algunas personas apuestan a la doble vida, su vida normal y ser homosexual. Es difícil”. Añadió que ya hay leyes que los protegen pero que falta ponerlas en práctica. Una vía para denunciar la homofobia, es el programa radiofónico que se emite una vez a la semana en La Paz, el primero en su género, en ese sentido, en Bolivia.

Anuncios
de clickgenero Publicado en Bolivia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s